Hablemos Claro

¿Qué son las Vitaminas?

L.Q.A. Roselena Romero Antiga
Universidad La Salle
Universidad Iberoamericana

Las vitaminas son sustancias orgánicas complejas no sintetizables por el organismo, es decir, requeridas en la dieta en cantidades pequeñas en comparación con otros nutrimentos, tales como proteínas, hidratos de carbono o lípidos. En conjunto, sólo representan de 0.015 a 0.02 % de la dieta de un individuo.

A pesar de que las vitaminas no suministran materia ni energía, es decir no proporcionan calorías, son indispensables para la vida, la salud y la actividad física. De ahí su gran importancia en la nutrición de los seres vivos, haciendo honor al origen de su nombre: "vita" que significa vida.

Las vitaminas están implicadas en cinco grandes funciones:

• Se combinan con proteínas para formar enzimas metabólicamente activas que intervienen en múltiples e importantes reacciones metabólicas, que no podrían llevarse a cabo sin su presencia.

• Intervienen para acelerar las reacciones bioquímicas provocando la liberación de energía. En otras palabras, las vitaminas facilitan el aprovechamiento de los hidratos de carbono, lípidos y proteínas contenidos en los alimentos. Sin las vitaminas, muchas reacciones metabólicas llevarían más tiempo o incluso podrían dejar de realizarse.

• Actúan en la defensa del organismo, en el crecimiento y en la formación de sustancias químicas para el sistema nervioso.

• Estabilizan membranas celulares y diversos tejidos del organismo • Se utilizan para funciones de tipo hormonal.

Aunque las vitaminas se describan aisladamente, muchas de ellas actúan de manera conjunta y armónica en el organismo. Se han descrito trece sustancias que responden a esta definición:

Vitamina Nombre químico
Vitamina A Retinol
Carotenos
(provitamina A)
Vitamina D Colecalciferol (D2),
Ergocalciferol (D3)
Vitamina E Tocoferol
Vitamina K Filoquinona,
Menaquinona
Vitamina B1 Tiamina
Vitamina B2 Riboflavina
Vitamina PP o B3 Niacina, ácido nicotínico,
nicotinamida
Vitamina B5 Ácido pantoténico
Vitamina B6 Piridoxina, piridoxal,
piridoxamina
Vitamina B8 Biotina
Vitamina B9 Ácido fólico, folato
Vitamina B12 Cobalamina
Vitamina C Ácido ascórbico,
ácido dehidroascórbico

En función de su solubilidad, las vitaminas se han clasificado en dos grandes grupos:

Vitaminas Liposolubles

En este grupo se encuentran las vitaminas A, D, E y K. Son solubles en grasas y aceites, e insolubles en agua, por lo que se encuentran generalmente en la parte lipídica de los alimentos. El organismo puede almacenarlas fácilmente en el hígado y tejido adiposo como reserva, por lo que es posible subsistir una época sin su aporte. La carencia de las vitaminas liposolubles sería una consecuencia de malos hábitos alimentarios.

Las vitaminas liposolubles no se excretan fácilmente, por lo que si se consumen en exceso (más de 10 veces las cantidades recomendadas), éstas se acumulan y pueden resultar tóxicas.

Vitaminas hidrosolubles

Este grupo está conformado por las vitaminas del grupo B (B1, B2, niacina, ácido pantoténico, B6, biotina, ácido fólico, B12) y la vitamina C. Se caracterizan porque se disuelven en agua y se encuentran contenidas en los compartimentos acuosos de los alimentos. A diferencia de las vitaminas liposolubles no se almacenan en el organismo, por lo que las reservas en el cuerpo no revisten importancia. Esto hace que deban aportarse regularmente y sólo puede prescindirse de ellas durante algunos días.

La alimentación diaria debe aportar y cubrir diariamente las necesidades de vitaminas hidrosolubles, tomando en cuenta el nivel de actividad física del individuo, dado que el ejercicio activa numerosas reacciones metabólicas haciendo necesario un aporte mayor.

El exceso de vitaminas hidrosolubles se excreta por la orina, por lo que no tienen efecto tóxico por elevada que sea su ingesta, aunque si pueden presentarse algunos síntomas ligeros.

 

Referencias: