HC

Consenso de los nutricionistas respecto del uso del azúcar y los edulcorantes en una dieta balanceada

Destacados científicos de Europa y los EE.UU. llegaron a varios acuerdos sobre la relevancia del azúcar y de los edulcorantes intensos dentro de una dieta equilibrada.

Los científicos hicieron hincapié en que la aceptación de la dulzura es innata, aunque las preferencias de alimentos se expanden con la experiencia. Un mensaje clave de la conferencia es que la gente necesita administrar su consumo de calorías en función de su estilo de vida, al satisfacer su gusto por lo dulce. Tanto el azúcar como los edulcorantes intensos son herramientas seguras y relevantes para hacer eso.

K. Dun Gifford, presidente de Oldways, dijo: "El consenso científico es que la dulzura tiene un importante papel a desempeñar en una dieta equilibrada. Y ahora es más fácil que nunca satisfacer el gusto por lo dulce y controlar la ingesta de calorías, ya que los consumidores tienen una amplia gama de productos para elegir que son bajos en azúcar o sin azúcar".

Se llegó a este consenso en una conferencia llamada "Administrando lo dulce", organizada por Oldways Preservation Trust, un centro de estudios en cuestiones de alimentos sin fines de lucro y desarrollador de la pirámide de la dieta mediterránea.

Michael Gibney, doctor y profesor de medicina clínica en el Trinity College Medical School, en Dublín, dijo: "Un peso corporal saludable depende del manejo inteligente de la energía de todas las fuentes de alimentos y bebidas, junto con un estilo de vida que incluya la actividad física regular. Esto es particularmente importante en la sociedad moderna donde la actividad física y la [ingesta de] energía no están en equilibrio".

"Las investigaciones muestran una aceptación innata por lo dulce, pero las experiencias de los individuos con los alimentos continuamente moldean lo que les gusta y lo que no. Algunas personas disfrutan del sabor dulce intenso en muchos alimentos, mientras que otros prefieren menos azúcar. Para las personas con un gusto particular por el azúcar, existe la oportunidad de elegir entre el azúcar y los edulcorantes intensos, con el fin de mantener su propio equilibrio energético", dijo France Bellisle, doctora y directora de investigación del Instituto Nacional de Investigación Agronómica (INRA), en Paris.

La conferencia “Administrando lo dulce” reunió a los políticos responsables de la Comisión Europea y los miembros del estado de la Unión Europea, la industria, los profesionales de la salud y los principales expertos internacionales en nutrición, seguridad alimentaria, en dietas y cambios de comportamiento.

El objetivo fue desarrollar enfoques viables para preparar y motivar a las personas a tomar mejores decisiones nutricionales y, en última instancia, reducir la incidencia de problemas de salud relacionados con el peso en Europa. A continuación se presenta el documento de consenso:

ADMINISTRANDO LO DULCE
“Hacia soluciones constructivas y viables”
Consenso de declaraciones científicas

A. La aceptación de la dulzura es innata y universal. La dulzura conduce a los mamíferos recién nacidos hacia los alimentos y bebidas seguros y nutritivos, mientras que los sabores amargos indican un posible daño.
B. De los cinco sabores más ampliamente reconocidos, tres de ellos señalan aceptación general (dulce, salado y umami), mientras que dos, por lo regular, indican evitación (ácido y amargo). Estas respuestas tempranas son modificadas por las experiencias de vida, produciendo gustos y preferencias de adultos.
C. Los seres humanos han buscado los alimentos, bebidas dulces y edulcorantes a lo largo de la historia y el gusto por lo dulce continúa como una fuerza predominante en la alimentación y selección de bebidas, que influyen en amplios sectores de la vida moderna.
D. Hay muchas fuentes diferentes de los azúcares en la naturaleza, además de la caña de azúcar, la remolacha y el maíz. Estos incluyen frutas, verduras y leche.
E. El deseo por lo dulce también se satisface con edulcorantes intensos, edulcorantes bajos en energía (tales como polioles) o la combinación de estos.
F. Los azúcares, edulcorantes intensos y edulcorantes bajos en energía, ofrecen conjuntamente opciones útiles de administración de dulzura.
G. La digestión y el metabolismo humano no distinguen entre los azúcares que se encuentran naturalmente en los alimentos y los añadidos a estos. Todos los azúcares contienen 4 calorías por gramo (4 kcal o 17 kJ / g).
H. La glucosa es esencial para la vida porque es el combustible primario que el cuerpo quema en los procesos metabólicos para generar energía para las células.
I. El mantenimiento de un peso corporal saludable depende de un manejo racional de la energía de todas las fuentes de alimentos y bebidas, junto con un estilo de vida que incluya la actividad física regular. Esto es particularmente relevante en una sociedad donde el consumo de energía y la actividad física no están en equilibrio.
J. Una alta frecuencia de consumo de alimentos con azúcar se ha relacionado con un mayor riesgo de caries dental. Los edulcorantes intensos y la mayoría de los edulcorantes de bajo consumo son no cariogénicos.

 

CONTEXTO DE LA CONFERENCIA “ADMINISTRANDO LO DULCE”

Funcionarios de salud pública de todo el mundo se sienten frustrados de que los consumidores no siguen las pautas dietéticas destinadas a promover la buena salud. Los médicos y proveedores de salud privados, tienen frustraciones similares.

El gobierno y grupos privados, pronostican fuertes incrementos en las tasas de enfermedades crónicas en los próximos años, poniendo serias tensiones en los sistemas de salud del mundo y en los presupuestos nacionales.

LO DULCE EN LA VIDA HUMANA

No importa el idioma que hablen o sus ingresos o nivel de educación, las familias reconocen la importancia de los sabores dulces en la formación de sus hábitos alimenticios diarios. El sabor dulce ha contribuido durante mucho tiempo al placer de comer y de disfrutar los alimentos.

La gente espera ansiosamente comer y beber; los tiempos de comida y aperitivos ofrecen a ellos y a sus familias y amigos, los placeres de la mesa y las ocasiones para las interacciones sociales. Comer y beber están fuertemente ligados a las celebraciones: bodas, bienvenidas, celebraciones religiosas, deportes y juegos, negocios exitosos, premios y muchos otros eventos importantes de la vida social. Asimismo, las celebraciones por las cosecha están incrustada en la historia de todas las culturas humanas.

Mientras que la respuesta humana a la dulzura sigue siendo la misma, el entorno actual de alimentos ha cambiado radicalmente la forma en que la dulzura es entregada al consumidor. Asociada con las fiestas y celebraciones, lo dulce se ha vuelto tanto abundante como costeable. Los entornos de actividad física y de preparación de alimentos, también han sufrido grandes cambios.

Las sociedades industriales de hoy son, sin embargo, muy diferentes de las precedentes. La gran mayoría  está bien alimentada y tiene acceso a toda la comida y bebida que se desee. Somos las primeras sociedades que viven con el exceso en lugar de la escasez, y con algunas excepciones notables, consumimos demasiado para nuestro propio bien.

No tenemos que trabajar tan duro para conseguir nuestra comida. Nos subimos en los vehículos de alta potencia para conseguirla, llevamos los productos consumibles de las tiendas en un carrito y debemos cocinar casi nada, porque muchas de nuestras comidas y bebidas ya están preparadas (o pre cocidas). Otras veces, manejamos desde y hacia los lugares donde los alimentos y bebidas ya están hechos, servidos en bandejas y platos en las mesas, listos para llevar o llevados directamente a nuestros coches. Y la entrega a domicilio de abarrotes  y comidas ya preparadas, es una opción cada vez más popular.

El manejo de la dulce en el contexto de la sociedad contemporánea significa conciliar los gustos y preferencias innatas y deseos, con las realidades de la vida moderna y el suministro de alimentos moderno.

Los signatarios de la Declaración del Consenso Científico

Los siguientes científicos participaron en el Comité de Consenso Científico:

  • France Bellisle, PhD, Research Director, Institut National de la Recherche Agronomique (INRA) (Paris, France)
  • Flora Correia, PhD, Assistant Professor, Pathology and Diet Therapy, Faculdade de Ciências da Nutrição e Alimentação da Universidade do Porto (Porto, Portugal)
  • Adam Drewnowski, PhD, Professor, Epidemiology and Medicine; Director, Centre for Public Health Nutrition, University of Washington (Seattle, USA)
  • John Foreyt, PhD, Professor, Department of Medicine; Behavioural Research Centre, Baylor College of Medicine (Houston, USA)
  • Michael Gibney, PhD, Professor, Clinical Medicine, Trinity College Medical School (Dublin, Ireland)
  • K. Dun Gifford, JD, President, Oldways Preservation Trust (Boston, USA)
  • Ulrich Huehmer, European Federation of the Associations of Dietitians (EFAD) (Germany)
  • Barbara Livingstone, PhD, Professor of Nutrition, School of Biomedical Sciences, University of Ulster (Ulster, Ireland)
  • Dominique Parent-Massin, PhD, Professor, University of Bretagne Occidentale (Brest, France)
  • Patrick Pasquet, PhD, Director of Research, CNRS, French National Centre for Scientific Research (Paris, France)
  • Sandrine Raffin, General Manager of Protéines, Nutritionist and Coordinator, EPODE (Ensemble prevenons l’obesite des enfants) (Paris, France)
  • Lluis Serra, MD, PhD, Director, Department of Clinical Sciences, University of Las Palmas de Gran Canaria (ULPGC) (Las Palmas and Barcelona, Spain)
  • Wim Wientjens, PhD, President, International Diabetes Federation (Waddinxveen, The Netherlands)

Acerca de Oldways Preservation Trust

Oldways es un muy respetado centro de estudios sin fines de lucro, relacionado con los alimentos, elogiado por la traducción de los detalles tan complejos de la ciencia de la nutrición al lenguaje familiar de alimentos. Esta síntesis convierte a la ciencia de alto nivel en herramientas de promoción de la salud de los consumidores, quienes pueden disponer de una amplia gama de preferencias culturales. Mejor conocida por su pirámide de la dieta mediterránea, Oldways desarrolla y organiza una gran variedad de programas y materiales sobre la elección de alimentos sanos, tradicionales y sustentables para los consumidores, los científicos, la industria alimenticia, los profesionales de la salud, los cocineros, periodistas y políticos responsables. El consenso fue acordado en Bruselas, el 20 de junio de 2006.