HC

Estilo de vida y salud: Cuidando la salud a los 40

L.N. Liliana Ortega
Consultora

Cuidando la salud a los 40Sin embargo, en cualquier etapa de la vida, las mujeres deben dar prioridad a su salud, por su propio bienestar y porque de esta forma, pueden estar preparadas para cumplir con el resto de sus compromisos.

Ahora bien, no es desconocido que las mujeres a partir de los cuarenta, experimentan cambios hormonales y  físicos importantes,  que pueden llegar a repercutir en su estabilidad emocional y en su estado de salud en general.

Existe riesgo de padecer diabetes mellitus, obesidad, osteoporosis, cáncer de mama, de útero, menopausia, depresión y ansiedad, son algunos de los eventos que se pueden llegar a presentar en este periodo.

“Casi el 70% de los casos de cáncer de mama se presentan en mujeres de entre 30 y 59 años de edad, según el INEGI”. (1)

Algunos de los factores que aumentan el riesgo de desarrollar cáncer de mama son “antecedentes familiares, las mujeres que no tuvieron embarazos, las que presentaron menopausia tardía (más de 52 años). Otros de los factores de riesgo para adquirir esta enfermedad son: obesidad, tabaquismo y la ingesta de hormonas”. (2)

El cáncer de útero es otro problema de salud que se presenta con gran prevalencia entre la población mexicana y aunque la aparición y detección de la enfermedad  es aproximadamente a los 51 años, la edad promedio de la aparición de las lesiones pre invasoras es a los 40 años. 

De los principales factores de riesgo para desarrollar cáncer cérvico – uterino, se enlistan “el inicio temprano de las relaciones sexuales; tener múltiples compañeros sexuales, uso prolongado de pastillas anticonceptivas (por más de cinco años), haber padecido infecciones por herpes genital o infecciones crónicas por clamidia, sin embargo la causa predominante es la presencia del virus del papiloma humano.”(3)

En cuanto a la diabetes mellitus tipo dos, el promedio general de edad en el que se manifiesta la enfermedad es de  45 años, sin embargo, es alarmante que cada vez hay más  casos de personas jóvenes, incluso niños, con esta enfermedad crónica. En este caso, la genética, también tiene un peso importante como factor de riesgo, pero también los son, la obesidad, los hábitos de alimentación y la inactividad física.

Para algunas mujeres, la menopausia se presenta de manera prematura a partir de los 40 años y con ello desajustes en su control hormonal, sin embargo, este periodo puede ser controlado y mucho  más tranquilo para la mujer que lo vive, si se acude al apoyo de especialistas y se realizan algunos cambios en el estilo de vida.

La depresión es la primera causa de atención psiquiatra en México y aumenta si “la mujer es casada, si tiene entre 25 y 40 años y si se dedica a las labores del hogar, se relaciona también con factores orgánicos como la hipoglucemia, los cambios post parto y la menopausia. La ansiedad está frecuentemente asociada con la depresión especialmente en personas que viven situaciones de inseguridad, bajo presión o temor constante, que han vivido violencia o violación, responsable de niños enfermos, condiciones laborales negativas”. (4)

La vida de una mujer en su cuarta década de vida, debiera ser plena, mucho más tranquila, pues es una etapa de madurez que permite visualizar y enfrentar los retos de la vida desde otra perspectiva, mucho más fuerte y con bases de acuerdo a su formación profesional y social; por lo tanto, hay que hacer un alto y dar prioridad a la salud física y mental.

Algunas recomendaciones importantes a seguir, son las siguientes:

  • Acudir al médico al médico al menos una vez al año, para realizarse una valoración general, dónde el especialista revise signos como la presión arterial, latidos del corazón, pulsaciones, peso. En caso de ser necesario, el médico la debe referir con algún especialista.
  • De acuerdo a solicitud médica, realizarse análisis de sangre una vez por año, a fin de medir glucosa, colesterol sanguíneo, perfil hormonal.
  • Cada mujer debe realizar una exploración física de sus mamas una vez al mes, a fin de conocer la forma, textura y apariencia de las mismas y cualquier anomalía, acudir de inmediato al especialista.
  • Acudir al ginecólogo una vez por año, para la exploración física de mamas y útero, además de realizar el papanicolau y descartar alguna lesión importante. Actualmente en los centros de salud públicos y privados se aplica la vacuna contra el papiloma humano, la vacuna es para niños y niñas, esta es una medida de prevención muy importante para evitar el desarrollo del cáncer cérvico uterino.
  • A partir de los cuarenta años, la mujer debe realizarse una mastografía una vez al año, eventualmente hay campañas para realizarse este estudio de manera gratuita.
  • Asimismo, el especialista orientará a la mujer sobre los cambios propios de la menopausia y las recomendaciones necesarias en este periodo de la vida.
  • Si se cursa con diabetes, hipotiroidismo a algún otro padecimiento hormonal, es necesario acudir a un endocrinólogo que ayude a controlar el padecimiento y a brindar la orientación necesaria en el estilo de vida.
  • Realizar ejercicio de manera periódica, realizar actividades reconfortantes y rodearse de gente asertiva y productiva, son actividades que ayudan a disminuir el riesgo de sufrir depresión, sin embargo, si el problema es mayor o si incluso, se cursa con ansiedad, la mujer no debe dudar en acudir a un especialista, en este caso un psiquiatra y atenderse de inmediato.
  • Se debe asistir una vez por año al dentista para supervisar que la dentadura esté en óptimas condiciones, además de realizar una limpieza dental.
  • De igual forma, hay que acudir al oftalmólogo una vez por año, para una revisión general.
  • Finalmente, no hay que olvidar realizar cambios importantes en el estilo de vida, como comer saludablemente, incluyendo más verduras y frutas, cuidando la preparación de los alimentos, tomar agua natural; hacer del ejercicio un hábito de vida diario; realizar actividades recreativas y sociales que den tranquilidad a la mente y eviten así el estrés;  como convivir con amigos y familia, tomar vacaciones, hacer actividades manuales, jugar juegos de mesa, etc.; evitar vicios como fumar, tomar alcohol o drogas y dormir suficiente.

Así que depende de cada una, hacer un alto, atender su salud y realizar cambios en su estilo de vida, para vivir plenamente  y en las mejores condiciones.

Referencias:

  1. Los cinco tipos de cáncer que más afectan a los mexicanos.
  2. Instituto de Salud del Estado de México
  3. Instituto Nacional de la Mujeres. Sistema de indicadores de género. Cáncer de mama y cérvico-uterino.
  4. Instituto Nacional de las Mujeres, México. Panorama de la salud mental en las mujeres y hombres mexicanos.
    Oncología, Guías Diagnósticas, 2013. Cáncer cérvico uterino.
    Federación Mexicana de Diabetes A.C.- Diabetes generalidades y factores de riesgo.