HC

Los Fitoquímicos

Dra. Lilia Arely Prado Barragán
Universidad Autónoma Metropolitana Iztapalapa

Los fitoquímicos son moléculas biológicamente activas que se encuentran de manera natural en alimentos de origen vegetal. Estos compuestos no son esenciales para la vida pero tienen efectos positivos que podrían mejorar la salud. Recientemente se han desarrollado algunos estudios en los cuales se ha puesto de manifiesto un efecto benéfico respecto de la prevención de algunas enfermedades. Por ejemplo, se han observado algunas propiedades anti-cancerígenas debido a que actúan en la detoxificación de drogas, toxinas, carcinógenos y mutágenos actuando como bloqueadores y supresores; neutralizan radicales libres, inhiben enzimas que activan carcinógenos e inducen a enzimas detoxificadoras de los mismos. También se han realizado estudios en los que se ha puesto de manifiesto que proporcionan protección cardiovascular ya que evitan la oxidación de LDL, reducen la síntesis y utilización de colesterol y afectan la presión sanguínea y coagulabilidad. Asimismo, se les han atribuido beneficios en el retardo del envejecimiento y enfermedades asociadas a este.

Los fitoquímicos, dependiendo de su estructura pueden clasificarse en cinco grupos:

  1. Los terpenos constituyen el grupo más abundante de los aceites vegetales y son los responsables de los aromas y sabores específicos de las plantas. Estos funcionan como antioxidantes que protegen a los lípidos, sangre y otros fluidos corporales contra el ataque de radicales libres. Los terpenos más estudiados son los carotenoides y los limonoides. Los carotenoides son moléculas muy importantes en los mamíferos, especialmente el β-caroteno que es precursor de la vitamina A (11-cis-retinal), de la vitamina D (colecalciferol) y de la K. Los carotenos se distinguen por la presencia de pigmentos amarillos-rojos-anaranjados y se encuentran naturalmente en el jitomate, el perejil, la naranja, la toronja rosa y las espinacas. Los limonoides se encuentran en la cáscara de frutas cítricas y se les ha relacionado con la protección del tejido pulmonar, previene la expresión oncogénica dándole un carácter anticancerígeno.
  2. Los fitoesteroles están presentes en la mayoría de las plantas. Los vegetales verdes y amarillos los contienen en cantidades significantes y se encuentran en altas concentración en las semillas. La mayor parte de las investigaciones se han llevado a cabo en semillas de calabaza, soya, arroz y hierbas y se ha observado que ayudan a bloquear la absorción de colesterol.
  3. Los fenoles protegen a las plantas contra daños oxidativos y realizan la misma función en células del organismo humano. La coloración azul, azul-rojo y violeta característica de ciertas variedades de cerezas, uvas, berenjena, entre otros, se debe al contenido fenólico de estos frutos.
  4. Los lignanos poseen una débil actividad estrogénica y compiten con los compuestos estrógenos normales de tal manera que evitan el crecimiento de tumores. Diferentes investigaciones epidemiológicas apoyan la hipótesis de que países con altos niveles de consumo de flavonoides y lignanos en su dieta, tienen la menor incidencia de cáncer.
  5. Los tioles son fitonutrientes que contienen azufre en su estructura molecular, un compuesto que al sufrir algunas biotransformaciones naturales presenta una función protectora de tejidos específicos bloqueando las enzimas que promueven el crecimiento de tumores, especialmente en la glándula mamaría, hígado, colon, pulmones, estómago y esófago. Los tioles están presentes en el ajo y en vegetales del género crucífero (col, nabo, etc).

Resumiendo, se podría decir que los fitoquímicos:

  • No son nutrientes puesto que no se ha demostrado que su carencia produzca síntomas patológicos.
  • Se encuentran cantidades muy pequeñas solo en alimentos de origen vegetal.
  • Son un grupo numeroso de compuestos.
  • No aportan calorías.
  • Participan de manera importante en la prevención y tratamiento de diversas enfermedades.
  • En ningún caso el consumo de frutas y hortalizas puede reemplazarse por preparados farmacéuticos debido a que estos alimentos contienen fitoquímicos que aún no se han identificado y que no se encontrarán en los suplementos, además de que algunos de estos elementos necesitan la presencia de otros componentes del mismo alimento para poder ejercer su acción adecuadamente. Es lo que conocemos como "sinergia", la acción de dos o más causas cuyo efecto es superior a la suma de los efectos individuales.

A continuación se presenta una tabla de los diferentes grupos de fitoquímicos y algunos alimentos naturales en los que se pueden encontrar.

Clasificación Sustancia activa Función Producto alimentario
TERPENOS Capsaicina • Descongestionante
• Favorece la formación de endorfinas, promoviendo la sensación de bienestar
• Provocan efectos analgésicos y antiinflamatorios
Ají, Chile, Pimiento
Carotenoides • Los α y β carotenos participan en el sistema inmunológico
• Son precursores de la vitamina A, D y K
• Necesarios en el mantenimiento del tejido epitelial y membranas del revestimiento de pulmones, bronquios y otros del sistema respiratorio
Zanahoria, Jitomate, Espinaca, Pimentón rojo, Apio, Perejil, Frutas cítricas, Durazno, Mango, Melocotón
Fitoesteroles • Pueden reducir el nivel de colesterol
• Ayudan a reducir enfermedades cardiovasculares
Brócoli, Coliflor, Tomate, Berenjena, Pimentón, Granos integrales, Nuez, Cereales, Aceite vegetal (principalmente de soya)
Saponinas • Se les atribuye un efecto protector contra el cáncer de estómago e intestino
• Reduce el colesterol
• Poseen propiedades antiinflamatorias
• Se considera que tienen actividad antiviral, citotòxica (antitumoral)
• Se han utilizado como antitusivos y expectorantes, venotònicos y antihemorroidales
Ajo, Cebolla, Raìces de regaliz, Ginseng, Corteza y semillas de plantas como la hiedra y la zarzaparrilla, Espárrago, Nuez de indias
FENOLES Antiocianinas • Se les atribuye un rol importante en la prevención de la degeneración de células de órganos en mamíferos y humanos Col morada, Cebolla morada, Cáscara de frutas (como la manzana, pera, uva, mora, ciruela), Flor de Jamaica, Rosas
Catequinas • Poseen propiedades antiartríticas, antiinflamatorias, antiulcéricas, antiagregantes, inmunoestimulantes y hepatoprotectoras Cereza, Té verde, Té negro
Flavonoides • Anticancerígenos Apio, Cebolla, Coliflor, Soya, Perejil, Tomate, Tomillo, Soya, Tofu, Toronja, Naranja, Cereza, Manzana, Té
Isoflavonas • Se ha reportado que disminuyen el riesgo cardiovascular al prevenir la formación de ateromonas, lo cual se logra al disminuir los niveles de colesterol total y colesterol “malo” (LDL) Zanahoria, Brócoli, Coliflor, Pepino, Tomate, Pimiento, Berenjena, Productos de soya, Perejil, Tofu, Garbanzo, Cebolla, Frutas cítricas, Té verde
Lignanos • Anticancerígenos Ajonjolì, Centeno, Soya, Frijoles, Granos de trigo, Cebada, Avena, Ajo, Esparrago, Brócoli, Zanahoria
Taninos • Astringentes
• Antidiarreicos
• Vasoconstrictores
• Antihemorroidicos
• Antimicrobiano
Manzanas, Frambuesas, Uvas, Granada, Arándanos
TIOLES Compuestos organosulfurados • Se les relaciona con una menor incidencia de cáncer, particularmente de pulmón, estómago, colon y recto.
• Se ha observado que previenen la activación de los cancerígenos.
Colifor, Lechuga, Acelga, Brócoli, Ajo, Cebolla, Cebollín, Col de Bruselas, Rábano, Mostaza, Frutas cìtricas

Los fotoquímicos además de coadyuvar a mantener la buena salud, confieren color, aroma y sabor a los alimentos; aumentando con esto el beneficio de su consumo.