HC

¿Hay fundamento científico para “temer” a los alimentos?

Food Insight

Lo más socorrido entre comentaristas y bloggers son los ingredientes o aditivos presentes en los alimentos, a continuación se presentan algunos ejemplos:

"Azodicarbonamida, que se utiliza en el pan, también se utiliza en las colchonetas de yoga".
Bueno, sí. Pero ADA, como también se le llama, es un acondicionador de masa que es bastante seguro[2] (excepto cuando se inhala en grandes cantidades, pero se puede decir lo mismo de incluso la más benigna de las cosas). Fue utilizado en el pan primero durante décadas sin efectos legítimos nocivos conocidos. Algunos de los productos de consumo en realidad pasaron de utilizar productos químicos perjudiciales para el medioambiente a la utilización de ADA, ya que es mejor para la madre naturaleza, pero todavía les da a las colchonetas de yoga la esponjosidad que mantiene los dedos de los pies cómodos cuando estás haciendo tus ejercicios.

“¡Algunos colorantes alimentarios artificiales están hechos de petróleo!”

Bueno, algo así. Pero consumir amarillo #5 o #6 está años luz[3] de beber directamente de la bomba de gasolina. El petróleo comprende moléculas complejas que pueden descomponerse en otras cosas, algunas tóxicas y algunas beneficiosas. Por ejemplo vitaminas A, B6 y B9. No importa si una molécula en particular se encuentra en la naturaleza o está sintetizada en un laboratorio, sigue siendo exactamente la misma molécula.

"¡Aceite vegetal bromado, usado en algunas bebidas, contiene bromo que puede ser tóxico si se inhala!"

El aceite vegetal bromado (BVO) se utiliza en algunas bebidas de cítricos para evitar que el sabor cítrico se separe y quede flotando en la parte superior. ¿Sabes qué también puede ser tóxico? El cloro, pero también se encuentra en la sal de mesa común; o el fósforo que se encuentra en los fuegos artificiales, pero también es un componente crucial del ADN.

El hecho es que todo es un producto químico o se compone de productos químicos -incluso los alimentos "naturales". El prestigiado brócoli está lleno de azufre, el cual es, de hecho, esencial para la vida, pero también se utiliza para hacer pólvora y champú. La lechuga está repleta de nitrógeno, que también se encuentra en combustible para cohetes, explosivos y en el cianuro. (Se puede ver ya que la lógica comienza a romperse y la hilarante reductio ad absurdum de todo.)

Brian Wansink de la Universidad de Cornell, escribió recientemente sobre un estudio[4] que veía qué tipo de personas son más susceptibles a los temores frente a los alimentos. No en vano una característica que comparten es la tendencia a obtener más información de Internet. Sí, parece una ironía advertir a la gente sobre lo que leen en Internet, pero el sitio web que estás leyendo en estos momentos transmite información que está basada en evidencia, reflejo de la totalidad de la ciencia y está respaldado por algunos de los más preeminentes expertos en sus respectivos campos, sociedades científicas y médicas y los organismos reguladores del gobierno.

Por otro lado, algunos de los sitios más populares que ofrecen información "sobre la salud", no son administrados por profesionales de la ciencia así que la información que ofrecen no puede ser considerada seria.

Un poco de miedo puede ser algo bueno; impide que nos caigamos de los edificios o que escalemos la jaula de los tigres en el zoológico, por lo menos a la mayoría de nosotros[5]. Pero los temores infundados sobre lo que está en nuestra alimentación pueden conducir a cambios en nuestra dieta, que luego pueden causar deficiencias nutricionales. Y ese alarmismo cruza una línea cuando se restringe la elección y se afecta la credibilidad de quienes entendemos por qué ciertos ingredientes se encuentran en los alimentos, sus beneficios y el conocimiento que respaldan su seguridad, siempre basándose en evidencia científica.

Hablemos Claro presentó este mes su sección INGREPEDIA donde se podrá consultar información sobre los aditivos alimentarios y cuáles legislaciones de qué países, los han autorizado para su uso en alimentos, conócela y consúltala en: www.hablemosclaro.org/ingrepedia

Fuente:

Referencias:

  1. http://www.foodinsight.org/sites/default/files/food-fears.png
  2. FoodInsight.org - Background on Azodicarbonamide and Its Use in Bread
  3. Please Set Me Straight on Synthetic Yellow Dyes
  4. Best Way To Avoid Ingredient-Based Food Fear Is To Increase Familiarity
  5. New York's Ban on Tiger Selfies